Por las vías terrestres...

  1. Inicio
  2. red-de-conocimiento-de-las-vias-terrestres
  3. Carreteras
  4. Programa de supervisión de carreteras para la reducción de accidentes

Programa de supervisión de carreteras para la reducción de accidentes

 
Consciente de la importancia de la recaudación y análisis de datos, el gobierno federal creó los cargos de supervisor externo de operación, encargado de generar la información diaria de cuanto pasa en una autopista, y de dictaminador de accidentes graves, que funciona como un auditor de seguridad vial.
 
En México día a día se trabaja para lograr un mejor país. Esto incluye el esfuerzo coordinado de especialistas y autoridades de diferentes niveles e instancias gubernamentales. Asimismo, se invierten millones de pesos para asegurar la realización de proyectos y avanzar más hacia los objetivos que compartimos como nación. Sin embargo, en muchas ocasiones los resultados no conducen a los objetivos planteados. ¿A qué se debe esta situación? Existen diversos factores que pueden afectar el resultado de la ejecución de proyectos y programas, pero una variable sumamente significativa es la existencia o la falta de datos.
 
En cuanto a operación de vialidades, el caso más común es que no se cuenta con datos actualizados con regularidad, mucho menos cotidianamente, acerca del estado de la vialidad y las condiciones de riesgo que pueden considerarse causa probable en los siniestros que ocurren en dicha vía. Esta falta de datos representa un vacío –del cual no siempre se está consciente– en el análisis de los especialistas al momento de planear y desarrollar soluciones o proyectos. Una vez que se cuenta con dichos datos y se incluyen en los procesos de decisión, se cambia la óptica desde la cual se parte y se logra llegar un poco más cerca de los objetivos originales del proyecto.
 
Consciente de la importancia de la recaudación y análisis de datos, desde 2009 el gobierno federal creó los cargos de supervisor externo de operación (SEO) y dictaminador de accidentes graves (DAG). Estas figuras trabajan con tres visiones principales:
 
1. Lograr convertir las carreteras mexicanas en “caminos que perdonan”. Este término, acuñado por la Organización de las Naciones Unidas para la Década de Seguridad Vial, se refiere a que, aun cuando no puedan controlarse impericias del conductor, factores climatológicos o fallas mecánicas, las condiciones de la autopista han de ser tales que no exista ninguna circunstancia que agrave la naturaleza de un accidente.
2. Ayudar al operador y a la concesionaria a conocer desde una nueva óptica su autopista y a trabajar en conjunto para lograr una mejor aplicación de programas, adecuar la operación de la vía y mejorar su seguridad, fluidez, comodidad y confiabilidad.
3. Aumentar la gobernanza. Esto se refiere a que los resultados que produzcan las figuras de SEO y DAG sean herramientas que permitan a la autoridad conocer en detalle la situación actualizada de cada autopista; con ello podrá asegurarse el cumplimiento de los títulos de concesión y de la normativa, y podrán tomarse decisiones más certeras en los temas que se relacionen con dichas autopistas.